19 de Diciembre de 2007

Reseña y Notas CD "Easterly winds"

"Easterly winds" cd. Horacio Parravicini, flauta. Eduardo Cazaban, piano.

Por Martín Auza

Grandes corrientes de expansión en todos los órdenes comenzaron en la segunda mitad del siglo XIX y continuaron durante varias décadas en el siglo XX. La independencia, el nacimiento de los estados, la llegada de la democracia en varios países y la conquista de muchas de las libertades individuales, llevaron a grandes innovaciones en las artes, incluida la música.

Los compositores provenientes de los estados jóvenes, tenían un vivo interés por los temas políticos de su patria, cosa que no ocurría en países políticamente fuertes como lo eran Francia, Alemania y Austria. Esto probablemente haya influido en los caminos elegidos por muchos de ellos. Después de todo, luchar por la afirmación nacional no es patrimonio exclusivo de los políticos. También se lucha desde la cultura, y entre sus muchas formas, a través de la creación musical.

Poco a poco la prominencia de los compositores alemanes y/o italianos comenzó a declinar, desafiada básicamente por los diferentes nacionalismos que surgían en el resto del mundo. Así fue como la música de los países de Europa del este comenzó a diferenciarse e inició, de esta manera, el camino hacia una independencia cultural. Ahora los compositores tenían otros caminos, y ese "espíritu nacional" heredado de romanticismo, era uno de ellos.

Los italianos y los alemanes no se cuestionaban la necesidad de hacer música nacional, pues sus predecesores ya lo venían haciendo desde siempre. No fue así con los rusos, húngaros y checos - por citar algunos - quienes en muchos casos optaron por un arte propio y no seguir con la inercia de las tendencias imitativas. Poco a poco los elementos propios de cada región aportados por los compositores fueron infiltrándose en la música más cosmopolita de occidente, y nuevas obras y lenguajes particulares vieron la luz.

Las obras que, bajo el título de "Evocaciones del este", se presentan en este disco son estilísticamente muy diversas. Algunos son obras muy establecidas dentro del repertorio de Cámara como las obras de Martinû, Bloch y Taktakishvili. Otras, casi desconocidas para los mismos flautistas. En su conjunto no pertenecen a una escuela y/o corriente estética en particular y hasta resulta difícil encuadrarlas dentro del repertorio propio de la flauta, ya que éste se centra fundamentalmente en obras compuestas por autores alemanes y franceses.

No hay duda sobre el aporte cualitativo y cuantitativo que los compositores de esos países hicieron durante los últimos 300 años al repertorio para flauta. Sin embargo hay obras valiosas que dio el siglo pasado, algunas de ellas de la mano de las llamadas escuelas nacionales, que permanecen aún hoy injustamente ausentes de los programas de estudio de los Conservatorios y Escuelas de Música. Evidentemente el auge y difusión de la La Escuela Flautística Francesa Moderna de principios del siglo XX colaboró para que este otro repertorio permaneciera en la sombra.

Pues ¡hágase la luz! y disfrutemos por 60 minutos de estas obras, las cuales comparten un trasfondo histórico común: el de la emigración, la guerra y el exilio.


Notas de programa

- Otar Taktakishvili (Tbilisi, República de Georgia - ex Unión Soviética, 1924 - 1989)
Aún siendo alumno de Conservatorio compuso el himno oficial de su país, la República de Georgia (ex Unión Soviética). La sonata para flauta y piano que aquí se presenta es la única pieza de cámara que compuso. Es una obra estrictamente neo-clásica y fue escrita entre 1963 y 1966, mientras ocupaba el cargo de Ministro de Cultura de Georgia


- Ernst Bloch (Ginebra, 1880 - Portland, USA, 1959)
No se enroló bajo ningún estilo de composición en particular y su música está embebida de folklore judío. Utilizó ingredientes de los diferentes estilos musicales existentes que encontró durante su vida, incluido la serie de 12 sonidos. Pablo Casals lo llamó "el mejor compositor de nuestro época".
Entre sus composiciones para flauta figuran el Concertino para flauta, viola y cuerdas compuesto en 1950, la "Suite modal" para flauta y "Los dos últimos poemas" para flauta y orquesta, de 1958.
La Suite Modale fue escrita en 1956 para flauta y piano y posteriormente orquestada para flauta y orquesta de cuerdas en 1958. Al igual que otras piezas de este período, la obra se enmarca dentro del neo-clasicismo. Está dedicada a la flautista norteamericana Elaine Shaffer Kurz, esposa de Efrem Kurz, quien encargó la obra como un regalo para ella.


- Ernst von Dohnányi (Pressburg - actual Eslovaquia, 1877 - New York, 1960)
Las oleadas migratorias que provocaron las dos guerras mundiales y, en medio, los horrores del nazismo con su odio a lo judío y al "arte degenerado", enriquecieron la vida musical de muchísimos países, incluido el nuestro: la Argentina. Ernst perdió a sus dos hijos en la segunda guerra mundial y las campañas del gobierno comunista en su contra lo empujaron al exilio. En 1948 llegó a la Argentina para dirigir el Departamento de piano de la Universidad Nacional de Tucumán. Lamentablemente permaneció solo unos meses en ese cargo para luego radicarse definitivamente en los Estados Unidos.

La Passacaglia para flauta sola opus 48, Nº 2 fue escrita en 1959 y es su obra póstuma y murió sin tener la oportunidad de dar la revisión final antes de su publicación. Fue dedicada a Eleanor Lawrence Baker, destacada flautista norteamericana (fallecida en el año 2001) cuyos padres eran amigos de Ernst. Ella cuenta que siendo adolescente, luego de escuchar a él al piano tocar maravillosamente una sonata de Brahms, expresó: -"si tan solo Brahms hubiese escrito algo de música para flauta". A lo que él respondió amablemente: "en su lugar, yo te escribiré algo".
Así fue como nació el op. 48. números 1 y 2. Si bien toda su música es esencialmente romántica, la Passacaglia op. 48 curiosamente comienza con una serie de 12 sonidos. Como asomándose, atreviéndose a jugar con ese nuevo lenguaje.
Fue uno de los gigantes de la música Húngara de la primera mitad del siglo XX. Bartók dijo que la música húngara se podría resumir en una sola palabra: "Dohnányi".


- Béla Bartók (Nagyszentmiklós actual Rumania, 1881 - New York, 1945)
"Drei Volkslieder aus dem Komitat Csík" son canciones provienen del distrito de Csink, en Transilvania Oriental y pertenecen al folklore "Sicule" (Rumano), del cual Bartók se inspiró durante toda su carrera. Fueron recolectadas durante su primer viaje a esa región en 1907, con el propósito de estudiar la música de la comunidad "Szekely". Estos pueblos se habían desarrollado aislados del resto de los húngaros y habían preservado así sus tradiciones más antiguas.
Las tres melodías tenidas en cuenta para componer esta obra fueron tocadas ante el compositor por un campesino de sesenta años con el "Tilinko" o "csilinka", una suerte de flauta usada por los pastores de 70 u 80 cm. de largo. "Drei Volkslieder aus dem Komitat Csík" fue escrita originalmente para piano en ese mismo año, 1907. Y curiosamente - o paradójicamente - estas melodías volverán a ser escuchadas en flauta. En este caso usando a la flauta moderna como instrumento repositor del "Tilinko", según la revisión de Janos Szebenyi (Editio Musica, Budapest - 1955).



- Bohuslav Martinû (Policka actual República Checa, 1880 - Basilea, 1959)
A pesar de todos los años que permaneció en el extranjero, se mantuvo auténticamente checo. El uso de su folclore invade sus obras y ellas resisten casi todo tipo de influencias, con excepción de Debussy y los madrigales ingleses.
Dentro del vasto catálogo de Martinû encontramos varias obras para flauta: "Village Fest" para flauta y cuerdas (1907), un Concierto para flauta, violín y orquesta (1936), un Scherzo para flauta y piano, escrito durante su estadía en Paris en 1929 y otras obras de cámara con flauta entre las que se incluyen 5 tríos, 2 nonetos y 1 sexteto.

La "Primera Sonata" para flauta y piano - primera y última - fue dedicada al flautista francés George Laurent, por ese entonces solista de la Sinfónica de Boston (1918-49) y uno de los responsables - junto con su compatriota George Barrere - de introducir en los Estados Unidos la Escuela Flautística Francesa Moderna. Sin embargo el estreno estuvo a cargo de Lois Schaefer en New Cork, el 18 de diciembre de 1949. Lois fue alumna de Laurent y piccolista de la Sinfónica de Boston entre 1965 y 1990.
La Sonata es de estilo simple, muy melódico y fue escrita en el verano de 1945 durante su estadía en Cape Cod (Massachusetts). La obra esta cargada de alegría, tal vez por la finalización de la segunda guerra mundial y contrasta con las obras de su período de exilio anterior  pre-americano (1930-1940). Es auténticamente tonal, por momentos bitonal e invadida de elementos propios del folclore de su país: rítmicos y melódicos. También se pueden apreciar influencias renacentistas en su segundo movimiento, seguramente producto de sus estudios de los madrigales ingleses. Dentro de la corriente "Nacionalista" es, junto con la Sonata de Serguei Prokofiev, una de las sonatas más importantes escritas para flauta y piano durante el siglo XX


- Edison Vasilievich Denisov (Liberia, 1929 - Paris, 1996)
Se lo considera un compositor "no conformista" o "alternativo" entre sus colegas soviéticos. Tuvo una estrecha relación con el famoso flautista Aurele Nicolet y con el "Ensamble Intercontemporain" de Pierre Boulez.
Dentro de su catálogo se encuentran muchas obras dedicadas a la flauta. El "Aria" es una de las piezas del ciclo "Prelude an Aria" para flauta y piano, compuesto en 1961. Para esa fecha hacía dos años que había egresado del Conservatorio de Moscú y se desempeñaba allí como profesor de orquestación. Fue escrita pocos meses después del nacimiento de su hijo Dimitri, actualmente flautista profesional. De estilos contrastante, ambas piezas se enmarcan claramente dentro del neoclasicismo. Este ciclo fue publicado por primera vez en 1979 por la editorial A. Leduc y recién en 1984 por la "Sovetsky Kompozitor" de su país.


- Vladimir Nikolayevich Tsibin (Tzybin) (Ivanovo, Rusia, 1877 - Moscú, 1949)
Estudió flauta en el Conservatorio de Moscú y composición con Glazunov y Liadov entre otros. Se lo llamó el "Andersen" ruso. (Comparándolo con el famoso flautista danés, primer solista de flauta que tuvo la Filarmónica de Berlín y prolífico compositor de obras para flauta). Fue solista del Bolshoi y del teatro Maryinsky y Profesor de los Conservatorios de San Petersburgo y de Moscú.
El allegro concertante Nº 1 en la menor, está fechado en 1946, al igual que los N° 2 y N° 3. Por ese entonces Tsibin ya estaba retirado de su actividad como solista de la orquesta y solo ejercía la docencia en el Conservatorio de Moscú. Dichas obras tenían una finalidad similar a las obras compuestas por Andersen y Boehm 50 años antes, y formaron parte del repertorio requerido tanto en los Conservatorios de Moscú como de Leningrado durante 50 años. Sin embargo, fuera de Rusia permanecen prácticamente desconocidas.


- Antoni Rubinstein (Vikhvatinets, actual Republica de Moldova, 1829 - Peterhof, Rusia, 1894)
Fue un pianista Ruso virtuoso y su popularidad solo fue igualada por Liszt.
Estudió en Paris y Berlín y fue fundador en 1862 del Conservatorio de San Petersburgo, que fue la primera escuela de música en Rusia.

Su escritura está fuera de toda estética nacionalista, es más, él mismo se consideraba dentro de las tradiciones europeas más conservadoras. Su nacionalismo fue meramente en la inspiración y elección de los temas para sus óperas. Tal vez eso explique que si bien sus obras fueron tocadas por artistas como Liszt, Mahler, Saint Saëns y Brahms, luego de su muerte y la instauración del régimen comunista, su música cayó en el olvido.

La obra original lleva por título " Soirées á Saint-Pétersbourg", 6 piezas compuestas en 1860 para piano. Una de ellas, la Romanza fue arreglada más tarde para canto y piano bajo el título de "Noch" (Noche) con texto de Pushkin. La versión aquí presente es una trascripción para flauta realizada por Joanna Krakowska sobre la versión para canto y piano, y forma parte de una serie de obras publicadas por una editorial polaca bajo el título de "Miniaturas para flauta".

 

Sello © Testigo. (TT 10136)
420 W. 119 St. Suite 30
New York, NY 10027

 

Log in
¿Aún no tenés usuario de Flautístico? Registrate

Burkart banner-1

Resona 2012 banner

Add Tienda Virtual

Chubb banner

Gonzalez-banner-200x120

Boletín Flautístico

¿Querés recibir información periódica sobre las actividades que aquí se publican?

Ingresá aquí tu dirección de correo electrónico y apretá "enter" en tu teclado.

Muestra del Boletín Flautístico .pdf 65Kb.