18 de Julio de 2005

Reseña y Notas de programa - cd Parravicini

TESTIGO / Catalog TT10129. FRENCH FLUTE RECITAL. Horacio Parravicini, flauta. Eduardo Cazaban, piano.

Por Martín Auza

   A medida que nos acercamos a finales del siglo XIX vemos como todo el legado Romántico comienza a evolucionar hacia lo que será la música del siglo XX. Durante este período, París es la meca cultural y el Conservatorio de esa ciudad domina la educación musical  y flautística en la Francia de ese entonces. Atrás quedaba la gran tradición flautística francesa de la primera mitad del siglo XIX con autores-intérpretes como Tulou, Altes, Demersseman, Berbiguier o  Briccialdi, caracterizada por obras de virtuosismo como los temas con variaciones, piezas de salón, polkas, etc.

Paul Taffanel - Profesor de Flauta del Conservatorio de París entre 1894 y 1908  fue sin duda quien con su refinada ejecución, su pedagogía y su influencia entre los compositores de la época, inició el período tal vez más fructífero para la flauta. Su legado no solo inspiró a las siguientes generaciones de compositores franceses sino que ejerció una fuerte influencia sobre todo el repertorio flautístico del siglo XX.

Esta nueva etapa, que se conoce como  La Escuela Flautística Francesa Moderna (1860 - 1950) se caracterizó por varios aspectos. En lo estrictamente técnico, por un sonido brillante, una clara y ligera articulación y el uso de un cuidado vibrato con  características vocales, ausentes en la flauta hasta ese momento. En lo estético, por su cercanía y afinidad  con la corriente impresionista en la pintura, donde la preocupación por la luz y el color estaban siempre presentes. Así es como la música va a experimentar importantes cambios dinámicos y tímbricos, a fin de adaptarse a las nuevas demandas expresivas de la época.

En 1860, cuando Dorus fue nombrado Profesor de Flauta del Conservatorio de París, esa institución oficializó el uso de la flauta sistema Boehm. Como resultado, la flauta de madera cedió su lugar a la de metal, instrumento que pasó a convertirse en el estándar de esta nueva Escuela flautística. Famosos Luthiers como Louis Lot, Auguste Bonneville, Louis Lebret y otros ayudaron con sus instrumentos a formar ese estilo de ejecución nuevo, propio de los franceses, que muy pronto influenciaría al resto del mundo.

Los estudiantes en el Conservatorio de París tocaban durante el mes de julio exámenes públicos llamados Concours, para los cuales se encargaban obras a los compositores. Ese es el caso de obras como las de A. Georges y  G. Hüe presentes en este disco.

Intérpretes franceses memorables como Paul Taffanel, Adolphe Hennebains, Philippe Gaubert, Gaston Blanquart, Louis Fleury, Georges Barrère (este último de gran influencia en los Estados Unidos), Georges Laurent,  René Le Roy y más tarde Marcel Moyse, hicieron, en distinta medida, aportes para el desarrollo de ese nuevo estilo nacional.

Revivamos entonces el espíritu de esa época.  Dejémonos  encantar por esta música intimista, por esta nueva melancolía expresiva que, desde Francia, iba a conquistar el mundo.


NOTAS DE PROGRAMA

Charles Camille Saint-Saëns (Paris 1835 - Argel 1921).
Pianista virtuoso, se ganó la admiración de Gounod, Rossini, Berlioz y especialmente de Liszt. Fue organista de la Madelaine, entre1857 y 1875, y profesor de la Escuela Niedermeyer, donde tuvo como alumno a G. Fauré.
La Romanza op. 37, compuesta en 1871 es una pieza esencialmente romántica, con grandes líneas evocativas y mucho uso del registro grave.
En 1920, casi 50 años más tarde, Saint-Saëns compone Odelette  op. 162. Si bien esta obra también representa a la tradición conservadora del siglo XIX en Francia, está coloreada por el legado flautístico de la nueva escuela.
Saint Saëns una vez escribió. El artista que no se siente completamente satisfecho por las líneas elegantes, por colores armoniosos, y por una hermosa sucesión de acordes no entiende lo que es el arte de la música. Estas piezas sin duda hacen honor a sus palabras.

Alexandre Georges (Arras 1850 -  Paris 1938).
A partir de la segunda mitad del siglo XIX el culto por lo exótico se establece en el mundo de la música francesa con toda su fuerza. Probablemente debido al orgullo de Francia por sus imperios en el norte de África, la exploración de nuevos motivos musicales - algunas veces melódicos, otras rítmicos o de color -por parte de los compositores eran muy frecuentes.
Georges es más conocido como autor de obras para escena (Alceste, Axel, Le Nouveau Monde, entre otras).
 A la Kasbah (antigua ciudad fortificada del norte de África), como su título indica, está impregnada de tinte oriental y es probablemente su única obra escrita para flauta. Fue compuesta en 1911 como pieza de Concurso (Morceau de Concours) del Conservatorio de París y dedicada al celebre maestro de flauta Hennebains.


Georges Hüe (Versailles 1858  Paris 1948).
Premiado en Roma en el año 1879, su producción se centra fundamentalmente en el área vocal, escribiendo gran cantidad de óperas, y obras para escena al igual que canciones. Sucedió en 1922 a Saint Saëns en la Academia de Bellas Artes de Francia. Viajó por oriente, África y subsecuentemente escribió música que reflejaba sus impresiones de esas zonas.
La Fantasía para flauta y piano fue compuesta en 1913 como pieza de Concurso (Morceau de Concours) del Conservatorio de París.


Philippe Gaubert (Cahors 1879 - Paris 1941).
A los 11 años de edad comenzó a tomar lecciones con Paul Taffanel y a partir de 1893 fue su alumno en el Conservatorio de Paris. Un año más tarde recibió el primer premio en el Conservatorio y en 1897 fue contratado en la orquesta de la opera de París. Estudió composición con Fauré y fue segundo premio del
Grand Prix de Roma en 1905. En 1908 fue nombrado Profesor de Flauta del Conservatorio de París y en 1919 Profesor de Composición.
Comenzó su carrera como Director de la Ópera de París en 1920. Dos años más tarde dejó su carrera flautística para consagrarse por entero a la dirección y a la composición.
Ha escrito numerosas obras para flauta: Nocturno y allegro Scherzando, Sonata en La, Sonata en Do, Madrigal, Ballade, Sonatina, Fantasía, etc. También compuso un concierto para violín, la sinfonía en fa de 1936 y los ballet Philotis de 1914 y Alejandro el Grande de 1937, entre otros.
La tercera sonata para flauta y piano, escrita en 1933, fue dedicada al flautista Jean Boulze, Solista de la Orquesta de la Opera de París y los Conciertos Lamoreux. De estilo neoclásico-impresionista esta obra explora de forma sutil las cualidades técnicas y expresivas de la flauta y el piano, logrando por momentos  sonoridades casi orquestales.


Charles-Marie Widor (Lyon 1844 Paris 1937).
Organista compositor y pedagogo. Reemplazó a Fauré como organista de St. Sulpice y sucedió a César Frank como Profesor de Órgano en el Conservatorio de París. Se lo recuerda  como un virtuoso de su instrumento y amplio conocedor de la obra de J. S. Bach.
Escribió gran cantidad de música para órgano, música sacra, sinfonías y obras para piano.
La suite op. 34 data de 1898, época en que P. Taffanel era Profesor del Conservatorio de París.

Log in
¿Aún no tenés usuario de Flautístico? Registrate

Burkart banner-1

Resona 2012 banner

Add Tienda Virtual

Chubb banner

Gonzalez-banner-200x120

Boletín Flautístico

¿Querés recibir información periódica sobre las actividades que aquí se publican?

Ingresá aquí tu dirección de correo electrónico y apretá "enter" en tu teclado.

Muestra del Boletín Flautístico .pdf 65Kb.