Buenos Aires, 08 de abril de 2007

Curiosidades

La flauta del alborotador.

Se trata en este caso de un instrumento de tortura. Y no es que el Alborotador tocase tan mal la flauta, sino que eran verdaderos instrumentos de tortura de origen holandés, usados durante los siglos XVII y XVIII. Se fabricaban en madera, bronce o hierro, como se ilustra la presente nota.

Por Martín Auza, Buenos Aires
Consistía en un collar que se cerraba por detrás del cuello de la víctima, y sus dedos eran colocados por el verdugo como los de un flautista, bajo los cortes de la mordaza para apretar a voluntad a la víctima, aplastando carne, huesos y articulaciones. Esta tortura era fundamentalmente una forma de exposición a la vergüenza pública. Dolorosa y muchas veces fatal.

Se imponía para castigar delitos menores: conflictividad, blasfemia en primer grado, insultos, alteración del orden público, etc. En Italia, según referencias de varios archivos, a menudo se aplicaba a los que provocaban alboroto delante de la iglesia durante las misas. La flauta fue otro de los instrumentos de tortura de la inquisición.

Parece que en la República Veneciana se aplicaban flautas pesadas de hierro a quienes abusaban de la denuncia anónima contra otros, empujados por la malicia, enojo o envidia.

Fuente:
http://es.wikipedia.org/wiki/Tortura

Log in
¿Aún no tenés usuario de Flautístico? Registrate

Burkart banner-1

Resona 2012 banner

Add Tienda Virtual

Boletín Flautístico

¿Querés recibir información periódica sobre las actividades que aquí se publican?

Ingresá aquí tu dirección de correo electrónico y apretá "enter" en tu teclado.

Muestra del Boletín Flautístico .pdf 65Kb.