Buenos Aires, 04 de mayo de 2011

Mantenimiento básico de la flauta

El mantenimiento de la flauta traversa parece ser sólo especialidad y trabajo de un Luthier capacitado. Pero todo flautista ejecutante que se precie de tal, debe conocer su instrumento en profundidad y animarse a desarmarlo, limpiarlo y solucionar aquellos problemas ocasionales que se presenten con su flauta.

Por Julio Hernández, Buenos Aires

La flauta traversa moderna está compuesta de un tubo de 67 centímetros de largo y 19 milímetros de diámetro. Se divide en tres partes: cabeza, cuerpo y pie. Tiene  13 orificios con llaves de digitación y llaves de correspondencia que permiten combinaciones para producir los diferentes sonidos.
 El material más común de fabricación es la plata esterlina, aunque también las hay de níquel, oro y platino. Algunos solistas aún utilizan flautas traversas de madera.  Algunos piensan que el material no afecta el sonido de la flauta, pero los expertos flautistas son capaces de distinguir las diferencias.
Componentes de la Flauta: Cabeza – Cuerpo – Pie

La Cabeza
La cabeza está compuesta por varios elementos: el Tubo, la Chimenea y el plato (estos forman el bisel), el corcho, el tornillo y la corona. El corcho condiciona la afinación general del instrumento.
Cabeza y Tapon 


















El Cuerpo y el Pie:
Componentes: Tubo, encastre, chimeneas, zócalos, torres, ejes, llaves de digitación (son aquellas sobre las cuales los dedos tienen acción directa), llaves de correspondencia (son aquellas accionadas de forma indirecta por los movimientos inducidos por las llaves de digitación), zapatillas, corchos o fieltros, tornillos de calibración, espátulas  y resortes.
Llaves 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

flauta-desarmada

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Mantenimiento del instrumento

La flauta traversa es un hermoso y complejo instrumento musical. Sus delicados mecanismos, compuestos de llaves, ejes, resortes y zapatillas requieren estar en perfectas condiciones de estado y calibración para así obtener el mejor sonido.
Como se dijo, la flauta traversa es un conjunto de 3 tubos. Al ejecutarse se  hace pasar aire por la cabeza; y éste transformado en un caos de vibraciones va a producir el sonido, que ha de sufrir cambios de tonos conforme a la combinación de obturación de los orificios por medio de las llaves.  Si en algún lugar de los tubos el aire se escapa por defectos de la obturación en uno o  varios orificios, el sonido se verá afectado de manera importante.
Por otra parte un defecto en el tapón de la cabeza o fisuras en alguno de los tubos, o simplemente la suciedad, puede influir en el flujo de aire y va a hacer que la flauta no funcione en todo su rendimiento.
 El mantenimiento de la flauta, entonces, es muy importante no sólo por estética, sino también para lograr el mejor rendimiento del instrumento. 


El buen funcionamiento de la flauta
En el buen funcionamiento es importante el diseño de la flauta tanto como la técnica del flautista ejecutante. Pero el estado general de “salud” del instrumento es fundamental para el rendimiento y durabilidad del mismo.
Teniendo en cuenta que los problemas  más complejos que afecten el buen funcionamiento de la flauta traversa deberán ser tratados en el taller de un luthier  especializado, los siguientes son los consejos básicos que ayudarán a detectarlos  y resolverlos en forma práctica.

Para poder utilizar y sacar el mejor rendimiento del instrumento es necesario seguir estos consejos:
•    Revisar si el corcho de la cabeza se encuentra en la posición correcta (17mm al centro de la embocadura). 

Marca de afinacion
•    Revisar si el corcho no tiene fugas. Para verificar esto debemos tapar con la mano el tubo y aspirar aire por la embocadura, cerrando el agujero de la chimenea con la lengua. Si la lengua no se suelta es porque produce vacío y el corcho no posee fugas.
•    Revisar si en la embocadura y en la parte interior del tubo existe suciedad que genere espesor, la cual puede interferir en el flujo de aire.
•    Revisar el encastre de la cabeza. En caso que esté flojo se puede colocar cinta “teflón” para sellar la fuga.
•    Verificar que el encastre del pie no esté deformado.
•    Verificar la limpieza en mecanismos, chimeneas e interior de los tubos del cuerpo y del pie.
•    Verificar altura de llaves: La altura de las llaves es propia del diseño de la flauta; esta se regula con las almohadillas de fieltro que tienen las llaves. En caso de que alguna de las almohadillas se haya desprendido, es notable la apertura excesiva de la llave en comparación con las demás. Esto puede afectar en la afinación del instrumento.
•    Revisar que los resortes no estén desconectados de los ejes, quebrados, doblados o sin tensión.
•    Lubricación: Verificar que los ejes se muevan libremente.
•    Revisar los tornillos y verificar que no estén flojos.
•    Revisar los ejes, que no tengan juego, el cual puede influir en el perfecto sellado de la zapatilla.
•    Revisar que no existan golpes, daños en el tubo interno y abolladuras.
•    Revisar las chimeneas, que no contengan marcas o deformaciones.
•    Verificar el buen sellado de las zapatillas.

Métodos para verificar el buen sellado de las zapatillas

1-     Método de la tirita de papel de seda:
papelitoRecortar una tirita de papel de seda (los que se utilizan para armar cigarrillos) de aprox. 40 x 2 mm sin el engomado. Colocar la tirita de papel entre la zapatilla y la chimenea de la flauta e ir probando individualmente cada llave, en toda la circunferencia de la zapatilla, bajando la llave con la mínima presión posible (para realizar esto, las zapatillas no deben estar  húmedas). En el momento en que se baja la llave verificar, tirando del papel, si esta ejerce resistencia. En caso que no ofrezca resistencia, significa que el asiento de la zapatilla en la chimenea es insuficiente.

Si el sellado de la zapatilla al bajar la llave es insuficiente, en parte o en toda la circunferencia de la zapatilla, la reparación de esta fuga se realiza desarmando el instrumento (recurrir al luthier).
En caso que en alguna zapatilla no se detecten fugas, pero en la combinación con otras llaves, esta no selle bien; esto se resuelve ajustando o desajustando los tornillos de calibración de la flauta. En flautas que no contengan tornillos de calibración, el ajuste se hace por medio de suplementos de papel o material sintético en el lugar adecuado. La llave de trino de Sib, requiere el ajuste del corcho o fieltro.
 
2-    Método de la luz interna:
LuzPara detectar fugas de aire en las zapatillas se puede colocar una luz dentro de la flauta. Para esto se utiliza una herramienta formada por un tubo, de diámetro menor a 19 mm, en cuyo interior se encuentre una fila de leds. Nos damos cuenta que existe una fuga de aire si al bajar la llave la luz es muy brillante.


(Imagen extraída de www.jlsmithco.com)

 

 

 

 

 

 

3-    Método por presión de aire:
Presiometro-JLS
(Imagen extraída de www.jlsmithco.com)
Para este método se utiliza un presiómetro muy sensible

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A)    Desarmado de una cabeza de flauta:
El desarmado de una cabeza de flauta puede ser útil para verificar el estado del corcho o para realizar una limpieza completa. Las herramientas que se necesitan son: una Baqueta de madera o plástico y un paño de limpieza.
1-    Desenroscar  1 mm la corona.
2-    Sujetar la cabeza con la otra mano de manera segura y firme. No se debe presionar muy fuerte en la sección del plato, ya que este podría doblarse con facilidad.
3-    Presionar la corona con la palma de la mano en sentido del tubo.
4-    Desenroscar nuevamente 1 mm la corona.
5-    Presionar.
Realizar esto hasta que el corcho se afloje completamente.
En caso que no se pueda empujar la corona, debido a que el corcho está trabado, se puede utilizar una baqueta para moverlo. Proceder de la manera siguiente:
1-    Desenroscar completamente la corona.
2-    Colocar la baqueta en el interior del tubo del lado donde se retiro la corona ejerciendo  presión sobre la varilla roscada del corcho. También se puede utilizar una varilla de madera, que en uno de los extremos tenga un orificio de 5 mm de diámetro y 50 mm de profundidad. Esto va a facilitar el empuje del corcho. Presionar de manera firme y pareja. En caso que no se pueda mover el corcho por ninguno de estos medios, recurrir al luthier de confianza.

B)    Estado del corcho de la cabeza:
El corcho tiene que estar íntegro, sin ninguna fisura o rotura. En caso contrario debe ser reemplazado por uno nuevo y para esto se debe recurrir a un luthier de confianza.

C)    Limpieza básica de una cabeza de flauta:
Una vez desarmada la cabeza de la flauta limpiar con un paño de limpieza. Estos paños pueden conseguirse en comercios para joyeros y constan de un doble paño; uno impregnado con líquido especial para metales y otro para dar brillo. En caso de no contar con uno de estos paños se puede utilizar un paño de algodón que no deje pelusa humedecido con agua.
¿Cómo limpiar la cabeza de la flauta?
Enroscar el paño en la baqueta y frotar en el interior del tubo, limpiar el interior de la chimenea, frotar el paño en el exterior del tubo, plato y embocadura. Por último, con un paño tipo franela (recomiendo los paños de microfibra) dar brillo.

D)    Armado de una cabeza de flauta:
Se debe colocar el corcho y corona en forma inversa a lo explicado en el “ítem A”. Tener en cuenta que el corcho debe estar húmedo. De no ser así se lo puede humedecer con grasa especial o vaselina sólida. Esto va a garantizar el perfecto sellado y facilitará su remoción al momento de desarmar la cabeza en el futuro.


Limpieza básica de una flauta
Es de suma importancia que luego de su uso el instrumento sea limpiado. Por medio de una baqueta y un paño absorbente (que no deje pelusa), secar bien el interior del tubo. Para comprobar el buen secado, mirar a través de él apuntando hacia una luz.
Importancia del secado: El secado de la flauta es importante debido a que el vapor que uno exhala dentro del instrumento está compuesto por bacterias y residuos (los cuales formarán hongos). Estos residuos son en general corrosivos, generan espesor con el tiempo, y también la humedad aumenta el oxidado del metal.
Una vez que secamos el tubo, procedemos a quitar la humedad de las zapatillas por medio de papel de seda (retirar la parte engomada).
Importancia del secado de las zapatillas: Las zapatillas están compuestas en general por materiales naturales: fieltro, Baudruche (piel de tripa) y arandela de cartón (aunque existen fabricadas con materiales completamente sintéticos). Estos materiales pueden deteriorarse con el tiempo y la humedad. Si se quiere obtener mayor estabilidad y duración de las zapatillas, entonces se las debe secar.
La limpieza externa del instrumento se realiza frotando un paño tipo franela que no deje pelusa y que tampoco tenga suciedad o elementos que puedan rayar el metal (se recomienda paños de microfibra).
Para la limpieza de las llaves se recomienda pasar la franela siempre en el sentido en que bajan, nunca en el sentido de los ejes. Esto nos asegura de no forzar los mecanismos.
En flautas estilo francés (llaves abiertas), limpiar también los orificios de las llaves. Podemos ayudarnos con un palillo de madera o plástico y el paño.
Para una limpieza profunda (chimeneas, oxido, ejes, etc.) recurrir a un Luthier de confianza, porque esta limpieza requiere el desarme completo del instrumento.


Armado de una flauta para su utilización

Para evitar daños, abolladuras y desgastes en los encastres del instrumento cuando se va a armar, estas indicaciones pueden resultar útiles.
1-    Sacar del estuche el cuerpo de la flauta, luego la cabeza.
2-    Insertar la cabeza dentro del barrilote, empujando ambas partes al mismo tiempo, girando hacia un lado y el otro. Para evitar daños en el mecanismo, el cuerpo debe ser sujetado por el barrilote. La cabeza debe ser sujetada con cuidado de no ejercer demasiada presión para evitar abolladuras y daños en el plato. La alineación de la embocadura es a elección y comodidad de cada flautista.
3-    Sacar el pie del estuche, sujetarlo con la mano derecha por la parte final para evitar daños en los ejes y llaves. Sujetar el cuerpo con la mano izquierda por el barrilote.
4-    Empujar ambas partes al mismo tiempo que se va girando en una misma dirección hasta alinear el eje de las llaves del pie con el centro de las llaves del cuerpo.


Kit de herramientas que acompañan al instrumento

Es necesario llevar siempre con el instrumento algunas herramientas para solucionar problemas ocasionales.
Las que recomiendo son:
•    Paños de limpieza.
•    Baqueta.
•    Destornillador plano que no supere los 2,5 mm de ancho.
•    Papel de seda.
•    Empujador de resortes.

Los problemas más comunes surgen, no por fallas de fabricación o desgaste sino de la mala utilización y falta de mantenimiento del instrumento.

Esta pequeña guía de mantenimiento básico de la flauta traversa muestra las posibilidades que están al alcance de cualquier flautista sin experiencia en luthería, permitiendo conocer más de cerca al instrumento con el cual se va a expresar, dando la posibilidad de resolver aquellos problemas que surgen cotidianamente.

Al conocer profundamente el instrumento, al desarmarlo y armarlo correctamente y entender su funcionamiento, se logrará que los problemas no se acumulen y ocasionen daños irreversibles.
De todas maneras este artículo de luthería sirve para detectar y resolver los problemas más simples de la flauta. Aquellos problemas más complejos deben ser solucionados por un luthier de confianza.

Log in
¿Aún no tenés usuario de Flautístico? Registrate

Burkart banner-1

Resona 2012 banner

Add Tienda Virtual

Boletín Flautístico

¿Querés recibir información periódica sobre las actividades que aquí se publican?

Ingresá aquí tu dirección de correo electrónico y apretá "enter" en tu teclado.

Muestra del Boletín Flautístico .pdf 65Kb.