Syrinx: 2-Proceso

La obra tiene una forma tripartita a las que llamaremos 1-Despliegue del tema, 2-Proceso y 3-Culminación. Cada una de estas tres secciones comienza con el mismo motivo principal de movimiento cromático descendente, utilizado por el compositor como medio unificador. Demuestran notables alteraciones en su carácter en concordancia con las cambios que va sufriendo la Náyade durante el transcurso de su monólogo.

A partir del verso 66 comienza el monólogo de la Náyade donde se produce un desorden mental y emocional mediante la activación de sus pasiones. La sensualidad aflora en las palabras de la ninfa. Ya no expresa temor. Sus deseos internos pasan de un estado pasivo a un estado activo y Reb, que en la sección anterior se encontraba más solapada, comienza gradualmente a desequilibrar el dominio de Sib. El subconsciente toma el control de la joven y Reb, tomará por momentos, el control del proceso tonal. 

Se pueden observar en esta sección, motivos novedosos en íntima reciprocidad con el texto.

 

Compás 9-10: En el comienzo de la nueva sección reaparece el motivo principal, pero esta vez en el registro grave de la flauta. A modo de reafirmación, expone nuevamente el elemento primario de la composición pero con un cambio de tempo más ágil (“Un peu mouvementé”). El discurso debe continuar y desarrollarse, de manera que no se detiene demasiado, teniendo en cuenta que este pasaje ya resulta conocido para el oyente.

Fig 4.15 

 Figura 4.15

Compás 13: Ahora los tiempos fuertes de los pulsos y los valores más largos pertenecen a Reb que comienza a cobrar un poco más de peso.

Fig 4.16 

 Figura 4.16

Compás 14-17: La tónica de Reb esta más expuesta en este fragmento y adquieren mucha importancia los motivos rítmicos ternarios asociados a esta tonalidad. 

Durante el pasaje de tresillos con apoyaturas de los compases 14 y 15, las palabras de la Náyade aluden al baile, al  ritmo, a las cadencias, al golpeteo de los pies sobre el suelo (versos 71-76). Estas imágenes se refieren a lo corporal, físico y pasional. De esta manera se deja llevar por la fuerza del instinto primitivo. 

Fig 4.17

Figura 4.17

Compás 16-24: La emoción y el deseo controlan a la protagonista que realiza la descripción de cuatro ninfas que se encuentran a su alrededor (versos 77-92). Debussy incorpora nuevos elementos melódicos como imágenes visuales de estas representaciones. 

 

a) Compás 16-19: “Ella que, con su gracia ligera, / eleva hacia el cielo, hay / sus hermosos brazos, / parece, al borde de las calmas aguas / donde se refleja, un gran pájaro / impaciente por la luz...” (versos 77-82)

Fig. 4.18 

Figura 4.18

Se pueden observar en estos cuatro compases algunos movimientos ondulantes que remiten a las aguas, seguidos de otros ascendentes que simulan la elevación de sus brazos al cielo. 

    

b) Compás 22: “Y esta otra tan cerca que, lasciva, sin fingir, / rueda sobre este lecho de jacintos rojos...” (versos 87-88)

Fig 4.19

 Figura 4.19

La ninfa que rueda se representa en el rápido pasaje que asciende y desciende, y la caída, en la aceleración escrita (pasa de 6 semicorcheas a 8) y en la indicada del tempo “en animant peu à peu”.

 

c) Compás 23-24: “Y esta otra de quien no se ve mas que sus ojos / brillar, como dos manchas / de sol, en la frondosidad de sus cabellos / que la envuelven y la esconden...” (versos 89-92)

Fig 4.20 

 Figura 4.20

Los ojos de la ninfa comparados con el sol se perciben en los dos brillantes trinos de este pasaje.

 

Continúa en el documento 3-Culminación.

 

Log in
¿Aún no tenés usuario de Flautístico? Registrate

Burkart banner-1

Resona 2012 banner

Add Tienda Virtual

Boletín Flautístico

¿Querés recibir información periódica sobre las actividades que aquí se publican?

Ingresá aquí tu dirección de correo electrónico y apretá "enter" en tu teclado.

Muestra del Boletín Flautístico .pdf 65Kb.